Input your search keywords and press Enter.

Fundación ve conciencia factor clave en reactivación económica en RD

SANTO DOMINGO.-Para lograr un mínimo de seguridad durante la reapertura de la economía en medio de la crisis sanitaria del Covid-19 es indispensable el compromiso ciudadano, por lo que es necesario que las autoridades impulsen un proceso participativo y de conciencia entre todos los sectores de la vida social y política dominicana, considera la Fundación Progreso, Seguridad Social y Salud.

En una declaración con motivo del reinicio de las actividades comerciales, la entidad dice esperar que juntos y de manera solidaria se pueda superar la crisis sanitaria, basado en el convencimiento de todos de cumplir con las necesidades de cada uno de los dominicanos.

“Esta unidad de criterios y participación de todos es esencial para la sostenibilidad de las medidas a implementar, logrando la conciencia colectiva sobre el reto que enfrentamos, dado que la información es la mejor cura al miedo”, indica la Fundación.

Asimismo, sostiene que el Covid19 plantea una nueva realidad que los dominicanos deben de enfrentar desde el punto de vista individual, y que uno de los efectos de la cuarentena es que ayuda a pasar del temor natural por la nueva enfermedad a la conciencia de la nueva normalidad a la que hay que enfrentarse, que además  implica necesariamente cohabitar con el virus con cambios en los comportamientos sociales.

Al identificarse con el cumplimiento de disposiciones sanitarias de prevención, la institución considera que nuevos hábitos se hacen comunes en nuestra cotidianidad como es el incremento de la higiene, el uso masivo de mascarillas en lugares públicos y el distanciamiento social son las normas de esta nueva etapa en nuestras vidas.

“No obstante estas nuevas costumbres, un elemento que es una constante entre los seres humanos es la necesidad de tener mínimas certidumbres, lo que hace tan necesario que el gobierno al menos defina el umbral de tiempo en que considera prudente la reapertura de la actividad económica”, precisa más adelante.

Además, sostiene que hay consenso en que la reapertura debe de ser gradual, de forma tal que se evite un desborde en la interacción y se genere un nuevo brote que provoque un retroceso en lo que se avanzó en el periodo de cierre.

También recuerda que la OMS y la OPS han establecido una serie de criterios que son indispensable para el inicio de la apertura, tales como que la capacidad del sistema de salud esté por debajo del 50%, y que las unidades de cuidados intensivos estén por el mismo orden.